Saltar al contenido

Verificentro Tecamac

El programa de verificación vehicular existe desde 1990 y este se ha convertido en algo obligatorio con el paso del tiempo en toda la Ciudad de México. La Secretaría del Medio Ambiente del Distrito Federal, también conocida como SEDEMA, es el la encargada de administrar todo lo relacionado con este tipo de trámites.

La verificación vehicular se realizar en locales llamados “verificentros” y es aquí donde se realizan todas las pruebas necesarias para poder calificar tu vehículo y saber si este puede circular o no. Dichas pruebas serán realizadas por un experto y por lo general sueles recibir los resultados el mismo día de tu cita.

 Así que si tu vehículo no cuenta con un certificado de verificación, o por el contrario debes de renovarlo, debes de ir inmediatamente al verificentro Tecamac. Esto te permitirá evitar recibir multas y a su vez, cuidarás el medio ambiente. Si no tienes mucha experiencia con estos trámites, no te preocupes, aquí conocerás todo lo que necesitas saber para poder pasar la verificación sin fallar en el intento.

¿Por qué debería verificar mi vehículo?

La verificación vehicular es la forma de poder controlar el programa de “Hoy no circula” qué permite al SEDEMA controlar la emisión de gases contaminantes en la ciudad. Por lo que la principal razón por la que debes de verificar tu vehículo, es el de conocer qué tipo de gases emite tu automóvil y si este es apto para circular, formar parte de este plan de control para cuidar el aire que respiras.

La otra razón por la que tu vehículo debe contar con un certificado de verificación es, el evitar recibir multas por no cumplir con las normas de circulación de la ciudad. Este documento es igual de importante que tu carnet de conducir o el la tarjeta de circulación. Teniendo estos documentos al día, no hay motivo por la que debas de pagar una multa.

¿Qué hacer antes de verificar mi vehículo?

Si eres nuevo en cuanto a verificación vehicular se refiere, tenemos que contarte que no basta con simplemente ir el día de tu cita y ya. Hay diferentes factores que pueden hacer la diferencia entre aprobar o no las pruebas. Es por esto, que te recomendamos tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Fíjate en que todos los documentos del vehículo se encuentren al día. Revisa que la tarjeta de circulación se encuentre vigente y que tienes a la mano la constancia de la verificación anterior.
  • Debes de estar seguro que tu vehículo funciona correctamente. Verifica junto a un experto que los filtros de aire y aceite funciona bien, y que las bujías funcionan correctamente. Debes de estar seguro que tu automóvil no cuenta con ninguna falla.
  • El tener multas o tenencias sin pagar, es sinónimo de rechazo. Es por esto que debes de pagar estas deudas cuanto antes si no quieres que tu automóvil sea rechazado durante la verificación. 

¿Cómo puedo verificar mi vehículo?

El proceso de verificación es bastante simple, pero tienes que tener paciencia. Primero debes de fijar tú cita y lo puedes hacer de 2 formas. A través de la página oficial de la SEDEMA, o por el contrario, llamar al número de contacto del verificentro Tecamac.

El día asignado para la verificación, recuerda llegar al menos unos 10 minutos antes de la hora pautada y no olvides llevar contigo la tarjeta de circulación y el comprobante de la última verificación. En dado caso que tu automóvil sea nuevo, deberás de llevar una copia de la factura del mismo.

Cuanto tengas que presentarse a la casilla correspondiente, deberás mostrar todos los datos solicitados, presentar el pago del trámite y cuando sea tu turno, tendrás que entregar las llaves al técnico correspondiente para que este pueda realizar las pruebas necesarias.

¿Qué pruebas le harán a mi automóvil?

  • Primero el vehículo tendrá que pasar por un examen visual. Esto significa que el técnico verificará que el automóvil no le falta algún componente, o por el contrario, se pueda ver un daño que signifique el rechazo de la verificación.
  • Se realizará una captura, tanto de la tarjeta de circulación como de los datos del vehículo. Todo esto para comprobar que tipo de prueba realizar.
  • La primera prueba consiste en colocar el automóvil en un dinamómetro, donde se aplicará una aceleración de 24 km/h durante un tiempo aproximado de 30 segundos. Esto permitirá comprobar si el vehículo emite humo negro o de color azul por el tubo de escape.
  • Luego de esto, se insertará una sonda por el tubo de escape, para analizar la cantidad de contaminantes emitidos por el vehículo.
  • Posteriormente se realizará una serie de pruebas que consisten en acelerar el vehículo a 24 y 40 km/h durante etapas de 60 segundos cada una. Luego de esta última prueba, el técnico ya podrá imprimir los resultados y posteriormente entregarlos.

Si tu vehículo logró pasar exitosamente las pruebas, se te será entregado tu certificado de verificación, y un holograma que debes de adherir a uno de los cristales de tu automóvil de forma obligatoria. En caso de que no lograr pasar la verificación, en los resultados podrás ver detalladamente las razones.

Si se trata de un problema técnico, deberás de llevar el vehículo a un mecánico de confianza y realizar el mantenimiento necesario. Luego de esto puedes de volver a realizar una segunda verificación la cual será gratuita, siempre y cuando se realice dentro del lapso de 60 días naturales que da el SEDEMA.

¿Por qué ir al verificentro Tecamac?

Seguramente te has preguntado ¿Por qué específicamente el verificentro Tecamac? La respuesta es simple, es considerado uno de los mejores de todo CDMX. Por lo general verás una calificación de 4 estrellas de 5 por parte de los conductores, donde sobresale el buen servicio al público que hay.

Otro punto a favor es que este local recibe vehículos a gasolina. Por lo que no tendrás que preocuparte por este aspecto a la hora de querer verificar. ¿Su dirección? Carretera México-Pachuca Km. 39 S/N, Tecamac, Estado De México, C.P. 55740. Aunque con GPS seguramente llegarás más rápido.